Cultura oral y cultura escrita en el lenguaje oral

Cultura oral y cultura escrita en el lenguaje oral es un trabajo de investigación realizado en el año 2005 por la autora para la asignatura de doctorado ‘Retórica Moderna’.

En dicho trabajo, la autora compara dos monólogos del corpus oral del español C-ORAL-ROM, que en aquella época ella, junto con un grupo de investigadores más procedentes del laboratorio de Lingüística Informática de la Universidad Autónoma de Madrid, se estaban encargando de recopilar y de transcribir.

Los dos monólogos, de los que la autora realiza un análisis comparativo en el nivel retórico del lenguaje, pertenecen a dos perfiles de personas completamente opuestos. El primer participante es una mujer de unos sesenta años, que nació en un pueblo de Extremadura y que emigró a Sevilla y luego a Madrid durante su juventud. Sin educación formal, la protagonista acude durante su monólogo a recursos retóricos propios de la oralidad para expresar su pensamiento y hacerlo atractivo y persuasivo al receptor. Dichos recursos de la oralidad han sido estudiados analíticamente por el estudioso Walter Ong en su obra Oralidad y Escritura, que recomendamos fervientemente desde este blog.

El segundo participante es Marcos Marín, un hombre de sobrada y reconocida trayectoria académica. Durante su monólogo, desarrolla estrategias propias de la cultura escrita para persuadir a su interlocutor y mantenerlo atento a la narración de los aspectos puntuales de su vida relatados durante el monólogo.

No puede entenderse la oralidad como sinónimo de coloquialidad. Asimismo, es un error de concepto confundir la ausencia de cultura escrita con ausencia de cultura, de inteligencia, o de conocimiento o sabiduría acumulada. Este caso ejemplifica a la perfección cómo dos personas inteligentes recurren a recursos retóricos de diferentes naturaleza a su alcance para expresar su inteligencia.

Por otro lado, sirva este trabajo para defender la oralidad y sus mecanismos propios, intrínsecos, como legítimos; y entender que la intrusión de los recursos propios de la escritura en la oralidad, realizado por las personas con acceso al conocimiento escrito, pueden ser considerarse igualmente válidos, pero en ningún caso pueden desbancar ni deslegitimar ni mucho menos teñir de una connotación negativa a la oralidad y sus recursos, formados a lo largo de miles de años de historia.

Dicho trabajo está inédito y si quieres leerlo puedes buscarlo en el blog de la empresa de datos Siglo XXII, o en Amazon a partir de septiembre del 2020, que es cuando una versión revisada del mismo verá la luz.

Estamos subiendo contenido a esta página. Disculpen las molestias.

Got it!
X